El Estatuto de la Oposición: más tilín que paletas, por ahora

79

Por Julián Huertas / La Silla Vacía

El estatuto de la oposición cumplió seis meses funcionando, pero hasta ahora ha sido más tilín que paletas, pues de los derechos que crea para la oposición, ésta solo pudo usar algunos que le han funcionado para equilibrar los poderes dentro del Congreso, pero que poco la han visibilizado, pues no se han aplicado los derechos que están relacionados con su presencia en televisión y radio.

Eso, sobre todo, porque solo hasta  el 14 de diciembre, dos días antes de que terminara el semestre legislativo, el Consejo Nacional Electoral publicó la resolución que reglamenta el estatuto y que le dará a la oposición el chance de tener más visibilidad y de garantizar que se aplique el Estatuto en su totalidad.

Este año, ya con resolución lista, y elecciones locales en octubre, los cambios que trajo el Estatuto seguramente tendrán efectos más claros.

Lo demorado, por el CNE

El Estatuto definió que varios de los derechos que crea para la oposición dependen de cómo los reglamente el Consejo Nacional Electoral. Pero cuando empezó a regir, el 20 de julio, el CNE anterior estaba terminando su período y solo hasta que el nuevo grupo de magistradosse instaló, a comienzos de septiembre, empezó a definir cómo lo iba a reglamentar.

Eso dejó en el aire tres puntos que para la oposición eran claves.

La respuesta a la alocución presidencial le permite a los partidos que se declaren en oposición controvertir al Presidente, 48 horas después y en un espacio similar en radio y televisión. Lo pueden hacer máximo tres veces en cada periodo legislativo, que va de julio a julio.

Después de la alocución que hizo el presidente Iván Duque en noviembre, sobre las protestas de los estudiantes y en medio del debate de control político al fiscal Néstor Humberto Martínez, la oposición quiso controvertir, pero no pudo por falta de reglamentación.

El dinero adicional que reciben por declararse en oposición, un 5 por ciento adicional de la financiación pública de todos los partidos -que se distribuye según sus votos – quedó en el presupuesto de este año pero hasta hoy no se los han girado.

Esto porque solo con la resolución del CNE quedó definido en detalle cómo repartir ese dinero y, según el director del Polo Democrático, Gustavo Triana, el giro probablemente se va a demorar porque les han exigido explicar en qué van a gastarlo.

El derecho a 30 minutos adicionales mensuales en la franja de mayor sintonía en radio y televisión, tampoco lo pudieron usar, pues el CNE lo debía reglamentar. Ese tiempo se suma al que tienen todos los partidos para contar qué están haciendo en el Congreso y hacer propaganda.

Y esa demora del CNE se debió según le dijo a La Silla el magistrado uribista, Pedro Felipe Gutiérrez, a que el Ministerio de Hacienda no había definido, y que todavía no se ha definido, de dónde iba a salir el dinero para pagarle a los canales de televisión y de radio esos espacios, pero que de todos modos cumplieron con la resolución del reglamento.

Y según el magistrado de Cambio Radical, Jorge Rozo. “ésa fue de las primeras cosas que estudiamos llegando nosotros al CNE. La demora fue que ese tema era bien complicado y tuvo mucha discusión.”

La Procuraduría y la Defensoría, lo que está arrancando

Una de las formas como el estatuto debe garantizar la participación política de los partidos es garantizando su protección y por eso obliga a que el Procurador y el Defensor del Pueblo presenten informes semestrales a la Cámara y al Senado, contando si se han cumplido esos derechos y el estado de las garantías de seguridad de los miembros de la oposición.

En el semestre pasado ninguno de los dos lo hizo.

La Procuraduría le explicó a La Silla que están preparando el informe que pide el estatuto y lo presentarán en agosto, pero que mientras tanto, exigirán a los funcionarios públicos que se respete el Estatuto. Además, un funcionario explicó off the record que están trabajando en él.

Y el Defensor, Carlos Negret, le explicó a La Silla que presentarán el informe el siguiente periodo legislativo y que en el primero no se hizo porque: “el primer periodo de sesiones ordinarias del Congreso en que estuvo vigente dicha ley concluyó el 16 de diciembre y solo a partir de esa fecha podía empezarse a realizar tal informe”.

Lo que depende más del Congreso, lo que sí se usó

Hubo elementos que otorgó el estatuto que sí utilizó la oposición, sobre todo los que dependen del Congreso.

(La fórmula que quedó en segundo lugar en elecciones presidenciales, Gustavo Petro y Ángela María Robledo, son Senador y Representante no gracias al Estatuto sino al Acto Legislativo 02 de 2015).

La oposición hizo que se respetara el hecho de que la segunda vicepresidencia, tanto de Senado como de Cámara, se le debía entregar a la oposición. Pues aunque en el pasado ese era un espacio para los partidos minoritarios, en muchos casos acabaron en la mesa directiva miembros de partidos pequeños pero que hacían parte de la coalición de Gobierno.

Asimismo, han participado en la conformación de la agenda de las corporaciones. Pues tienen el derecho de poner tres veces en un periodo algún proyecto que ellos quieran de primero en el orden del día.

Así lo hicieron con el debate de control político al fiscal Martínez en el Senado. Con ese derecho lo pusieron de primero.

Y en el caso de la Cámara no han visto la necesidad de utilizar ese recurso.

También hicieron que se cumpliera la sesión exclusiva que tienen los partidos de oposición con el Gobierno para discutir el presupuesto nacional.

Esta sesión se cumplió pero, según un congresista verde con el que hablamos, lo hicieron muy tarde, pues exigieron que se hiciera faltando pocos días para que llegara a su último debate el presupuesto.

“Nos dimos cuenta muy tarde que teníamos ese recurso y a la larga no pudimos cambiarle nada al presupuesto porque ya todo estaba discutido, fue más un saludo a la bandera que otra cosa”, explicó el congresista.

Además, también tienen el derecho a esa reunión para discutir el Plan Nacional de Desarrollo y según ese mismo congresistas, el semestre entrante pedirán esa reunión en un momento en  el que la oposición pueda influir mucho más.

Otras cosas por fuera del Congreso también han funcionado.

Una es que han hecho que se cumpla el derecho al acceso a la información pública de forma rápida. “Esto es algo que yo he exigido con el estatuto y me han respondido derechos de petición en menos de 5 días”, le contó a La Silla el representante a la Cámara por Bogotá, Mauricio Toro.

Otra es su presencia en la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores del Presidente, que en el pasado eso nunca había ocurrido.

Aunque el estatuto explica que debe ser un hombre y una mujer de la comisión segunda de Senado, que deben intercalar su presencia en la comisión- que rara vez se convoca-, en esa Comisión del Senado la oposición solo tiene hombres, por lo que solo llegó a la Comisión Asesora el senador verde Antonio Sanguino.

Lo que viene

Se espera que con la reglamentación hecha, el Estatuto pueda despegar mucho más de lo que lo hizo el semestre pasado, lo que llevará a que posiblemente la oposición vaya a visibilizarse mucho más.

Esto, de entrada, llevará a que haya disputas dentro de los partidos de oposición, pues a pesar de que han tratado de organizarse y se han mostrado unidos contra el Gobierno Duque, las elecciones locales pueden ir enfriando esa buena relación que han tenido.

Y como los  partidos de oposición se mueven mucho más por la opinión, los  espacios en televisión y radio, que tendrán que repartirse, serán fundamentales para catapultarse electoralmente, por lo que allí también habrá disputa.

Además, hay un compás de espera frente a la situación  del movimiento  Colombia Humana del senador Gustavo Petro, pues si recibe la personería jurídica podría meterse entre esos partidos y recibir esos beneficios, lo que enfrentaría a la oposición una vez más por quién se lleva los réditos políticos.

https://lasillavacia.com/el-estatuto-de-la-oposicion-mas-tilin-que-paletas-por-ahora-69704