“No hacemos promesas, tenemos hechos que mostrar”: Humberto de la Calle y Clara López al instalar los comités operativos de campaña en Bogotá

Experiencia y ejecutorias en la administración pública son la carta de garantía de dos probados dirigentes políticos como la fórmula presidencial que integran Humberto de la Calle y Clara López Obregón, la cual aspira a generar un proceso de cambio a partir de la implementación de profundas reformas sociales para sacar a Colombia de su estado de marasmo y premodernidad en la que se encuentra. Por ello es que ambos dirigentes expresaron que ellos no hacen promesas sino que tienen hechos para mostrarle al país.

En efecto, tanto De la Calle como López Obregón coincidieron en expresar que ellos pueden mostrar hechos concretos en desarrollo de las altas posiciones que han ocupado en su ya dilatada carrera pública y por eso asumieron el compromiso con el país de sacar adelante una agenda social que logre disminuir ostensiblemente las brechas de inequidad y de injusticia que aqueja a la sociedad colombiana. El anuncio lo hicieron durante la asamblea de líderes populares y dirigentes de las 20 localidades de Bogotá que se realizó este sábado 17 de marzo en la Casa Amarilla, sede política de la aspirante a la Vicepresidencia, con el propósito de organizar y proyectar el trabajo con miras a los comicios presidenciales del próximo mes de mayo.

Clara López abrió la reunión exaltando los roles decisivos que ha cumplido De la Calle como arquitecto tanto de la Constitución de 1991 como de los acuerdos de paz de La Habana con las Farc.

Igualmente, recordó las políticas públicas que ella puso en marcha como el de garantizar el derecho del mínimo vital de agua en la capital cuando se desempeñó como alcaldesa encargada de Bogotá, o la ampliación de la licencia de maternidad y el pago de la prima de servicios para el personal de oficios domésticos, durante su paso por el Ministerio del Trabajo.

CLO-Casa Amarilla

De la Calle, por su parte, dijo que hay que profundizar las políticas sociales en Colombia para hacer realidad la Carta de Derechos de la Constitución de 1991.

En ese sentido, explicó que el concepto de Estado Social de Derecho hay que hacerlo realidad. “Si se quita el concepto social se borra el Estado de Derecho. El Estado Social de Derecho es una integralidad”, precisó.

Dijo, además, que sin equidad social no es posible sustentar el Estado y anunció que hay que combatir la concepción del “goteo” consistente en que los grandes recursos del Estado se orientan a fortalecer a los grandes capitales y a los opulentos empresarios bajo el argumento de que fortaleciendo sus intereses dejan derramar algunos beneficios para las amplias mayorías de la población que históricamente han sido carenciadas. Esa concepción política atenta contra la justicia social, recalcó.

Hizo énfasis en que ahora en Colombia la política se va a desenvolver en la lucha social, señalando además que el tema agrario tiene que afrontarse porque sigue siendo causa de conflictos debido a su pésima distribución de la tenencia.

Al esbozar algunos puntos de su plataforma de Gobierno, De la Calle finalizó con cierta ironía diciendo que “no queremos para el país la sociedad del coscorrón ni la de los falsos positivos”.

Abrir la barra de herramientas