Seis países dejan Unasur: un paréntesis al sueño de la Patria Grande

Cronicón.net

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, naciones gobernadas por mandatarios de ultraderecha y caracterizados por ejecutar el inicuo modelo neoliberal, así como por ser obsecuentes a los dictados que impone Washington, anunciaron este 20 de abril apartarse del bloque regional. Dijeron que se mantendrán al margen del organismo hasta tanto se garantice el adecuado funcionamiento de la organización. La ruptura se produce por las diferencias con Venezuela y Bolivia.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú anunciaron que se apartan por tiempo indefinido de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Según dijeron, tomaron esa decisión por las disidencias planteadas en el seno del bloque regional. La salida de seis de los doce países que lo integran vacía la Unasur, que fue fundada hace diez años a partir de una propuesta de venezolano Hugo Chávez que tuvo el apoyo del brasileño Lula da Silva y del argentino Néstor Kirchner.

La salida indefinida de los seis países de Unasur fue comunicada a través de una carta dirigida Fernando Huanacuni, el canciller de Bolivia, país que en este momento ocupa la presidente pro témpore del bloque.  En la Argentina no hicieron por el momento referencia al tema, pero fuentes de la diplomacia de Paraguay y Perú confirmaron el envío de la carta.

Los países que decidieron salir de Unasur vienen planteando sus disidencias con Bolivía y Venezuela. El texto enviado esta semana a Huanacuni habla de “la urgente necesidad de resolver la situación de acefalía de la organización”. “Dadas las circunstancias actuales, los países firmantes hemos decidido no participar en las distintas instancias de Unasur a partir de la fecha hasta tanto no contemos, en el curso de las próximas semanas, con resultados concretos que garanticen el funcionamiento adecuado de la organización”, dice también.

La secretaría de la Unasur quedó vacante en enero pasado, cuando el expresidente colombiano Ernesto Samper dejó su cargo. El documento señala que esa situación y la “imposibilidad para designar un secretario general por falta de consenso alrededor del único candidato presentado hasta la fecha” ha tenido “graves consecuencias para el organismo”. También considera “alarmante la situación de indisciplina que se ha venido presentando al interior de la Secretaria General y en particular las denuncias graves y demandas entre el personal directivo desde febrero de 2017” y añade que ello no se ha podido solucionar “porque, ante la ausencia de un Secretario General, no existe en la Unasur una instancia disciplinaria para atenderlas”.

Según había dicho el canciller boliviano, la idea era convocar a una reunión de cancilleres de Unasur en Mayo.  La salida de los seis países implica, de acuerdo a una fuente paraguaya, el cese del pago de los aportes al bloque y se efectivizó el miércoles de esta semana.

De los doce países que integran la Unasur, sólo quedan Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Guyana y Suriname.

De esta manera, estos gobiernos neoliberales que privilegian sus relaciones de obsecuencia con Estados Unidos, echan a perder los intentos de integración latinoamericana y ponen “un paréntesis al sueño de la Patria Grande”, como tituló el diario argentino Página/12.

Abrir la barra de herramientas