Tragedia humanitaria en Colombia: cada 3 días matan un líder social

65

Agencias

Ante la impotencia del Estado, la violencia en Colombia sigue recrudeciendo. Ahora los ataques sistemáticos se han incrementado y apuntan contra líderes sociales y comunitarios. En diversas regiones del país de lo que va corrido este año han sido asesinados 311 ciudadanos, dedicados a la defensa de los derechos humanos y de sus comunidades. Y lo peor es que las amenazas continúan sin que el Gobierno dé respuesta contundente para frenar esta ola de zozobra y muerte.

La mayoría de los homicidios han ocurrido en zonas con narcocultivos o minería ilegal. Cada tres días matan un activista o defensor de derechos humanos en Colombia, denunció la Defensoría del Pueblo.

En efecto, el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, indicó que entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de este año se asesinaron a “311 ciudadanos colombianos que se dedicaban a ser líderes sociales y defensores de derechos humanos”.

La mayoría de los homicidios han ocurrido en zonas con narcocultivos o minería ilegal, como los departamentos del Cauca (78 homicidios), Antioquia (43), Norte de Santander (21), Nariño (18) y Valle del Cauca y Chocó, ambos con 16.

La entidad encargada de velar por los derechos humanos en Colombia no precisó quiénes son los responsables de los homicidios.

“Hemos dicho basta ya, ni un líder social más asesinado en Colombia porque lo que requerimos es paz y tranquilidad”, agregó Negret en un audio divulgado a periodistas.

Según el presidente saliente Juan Manuel Santos, desde 2016 hasta marzo de 2018 han sido asesinados 160 líderes comunales y de DDHH en acciones atribuidas a diferentes grupos y motivaciones.

Los homicidios de activistas son uno de los principales reclamos de la disuelta guerrilla Farc, que en noviembre de 2016 firmó un acuerdo de paz que la transformó en partido político.

Los exguerrilleros temen que ocurra un exterminio similar al perpetrado en las décadas 1980 y 1990 por paramilitares de ultraderecha en complicidad con agentes estatales contra el partido de izquierda Unión Patriótica (UP), surgido de unas fallidas negociaciones de paz entre las Farc y el entonces gobierno de Belisario Betancur (1982-1986).

Desde la firma de la paz entre las Farc y el gobierno de Santos, al menos cuarenta excombatientes de las Farc y familiares de exguerrilleros han sido asesinados, según cifras oficiales.

Colombia, principal productor de cocaína del mundo y con más narcocultivos, busca superar el último conflicto armado del continente.

Además de la paz con las Farc, el gobierno del mandatario saliente Juan Manuel Santos negocia en Cuba con elgrupo insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN), al que reconoce como la última guerrilla activa del país. Los diálogos se desarrollan en medio de la conflagración.

El conflicto armado colombiano entre guerrillas, paramilitares, disidentes de las Farc, narcotraficantes y agentes estatales ha dejado en medio siglo ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.

Asesinan en Antioquia a Ana María Cortés, líder social que trabajó en campaña de Gustavo Petro

Hacia las 7:00 de la noche del pasado miércoles 4 de julio, hombres armados llegaron hasta una cafetería cercana a la notaría del municipio de Cáceres, en el departamento deAntioquia, donde se encontraba Ana María Cortés Mena, de 46 años, quien fue ultimada a tiros por los delincuentes.

Esta líder coordinó la campaña a la Presidencia de Gustavo Petro en ese municipio y, además, era lideresa social en esa zona.

“Nuevamente los ríos de sangre de los líderes siguen corriendo en el Bajo Cauca. Hemos denunciado la presencia de grupos como los ‘Gaitanistas’ y los ‘Caparrapos’. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que se pronuncie sobre estos hechos”, señaló Óscar Yesid Zapata, líder social y vocero de la corporación Nodo Antioquia.

Los líderes sociales hacen un llamado a las autoridades para salvaguardar sus vidas. En lo que va corrido del año, en Antioquia han sido asesinados 14 defensores de derechos humanos.