A falta de política pública del gobierno de Peñalosa, 30 mil pequeños tendero de Bogotá a punto de desaparecer

906

En debate llevado a cabo en el Concejo de Bogotá el pasado 27 de abril, el cabildante Celio Nieves Herrera, cuestionó a la administración distrital del alcalde Enrique Peñalosa por la ausencia de políticas públicas y el nulo acompañamiento a los pequeños comerciantes vecinales, conocidos como “tenderos de barrio”, sector de vital importancia dentro del Plan Maestro de Abastecimiento y Seguridad Alimentaria de la Capital de la República.

Nieves Herrera alertó sobre la amenaza que representa para este importante sector de la economía bogotana, la expansión de las megatiendas de formato “Descuento duro” que desde el año 2010 vienen ofreciendo productos de primera necesidad a precios bajos importando saldos y apretando a los proveedores locales; lo cual constituye en términos coloquiales: una “sentencia de muerte” para los más de 30.000, tenderos de barrio existentes en Bogotá, principalmente de los estratos 1, 2 y 3, para quienes su “negocio” se ha convertido en la única fuente de ingresos y sustento familiar.

El cabildante recapituló sobre lo sucedido hace 12 años cuando las cementeras Argos y Cemex iniciaron una guerra de precios rebajando el valor del bulto de cemento a $6.000, lo que llevó a la quiebra a los pequeños productores y distribuidores, hecho que les permitió dominar el mercado y aumentar de manera autónoma el valor del bulto a $20.000. “Algo similar buscan las megatiendas de descuento duro, que terminarán acabando con los pequeños tenderos monopolizando el mercado e imponiendo sus propias condiciones”, señaló el Concejal.

Celio Nieves resaltó también la crisis económica que vive el país por los efectos de la apertura económica y sus tratados de libre comercio, los cuales han desestabilizado la economía nacional, generando condiciones de trabajo adversas, arruinado el campo y ocasionando un gran desastre ecológico, aumentando el desempleo e incrementando de manera alarmante la crisis de la sociedad colombiana.

Finalmente, Nieves Herrera, como principal citante de este debate, insistió al gobierno distrital, en cabeza de Enrique Peñalosa no ignorar esta situación, y desarrollar a través de la Secretaría de Desarrollo Económico políticas de apoyo y protección de estas formas de economía popular, para evitar la consolidación de los monopolios y la consecuente extinción de las tradicionales tiendas de barrio.