Eliminación de subsidios y precarización laboral: “paquetazo” neoliberal en Ecuador para cumplir requerimientos del FMI

81

AGENCIAS /

El mandatario Lenín Moreno Garcés a través de cadena nacional radio-televisada anunció un paquete de medidas y reformas económicas como la liberación del precio del diésel y la gasolina extra porque beneficiaba, según argumentó, “a los que no lo necesitaban y a los que viven del contrabando”.

Las medidas económicas adoptadas por el desprestigiado gobierno de Moreno son uno de los condicionamientos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Presidente ecuatoriano dio a conocer este 1 de octubre una serie de medidas económicas que han sido incluidas en un paquete de proyectos de reformas legales, que serán enviadas a la Asamblea Nacional (AN) para su aprobación “urgente” y de esta manera cumplir los requerimientos impuestos por el FMI

“No subiremos el IVA (Impuesto al Valor Agregado), se mantendrá en el nivel actual del 12 %”, dijo el mandatario ecuatoriano, agregando que únicamente pagarán más las empresas que perciben anualmente más de 10 millones de dólares.

“Pagarán por tres años una contribución especial, que totaliza más de 300 millones, que se destinarán exclusivamente para seguridad, educación y salud”, anunció Moreno.

Subsidios

Durante su mensaje, Moreno anunció que corregiría “graves errores” de la economía ecuatoriana, en referencia a los subsidios a la gasolina y al diésel.

Mediante un decreto, el mandatario liberó el precio del diésel y la gasolina extra y propuso destinar los más de 1.300 millones de dólares al año que el Estado subsidiaba, para destinarlo en salud, educación, vivienda y seguridad social.

Según Moreno, el subsidio ha beneficiado durante décadas “a los que no lo necesitaban y a los que viven del contrabando”. Para proteger a las personas que se verían afectadas por esta medida, el mandatario ecuatoriano anunció que 300.000 familias más recibirán 15 dólares adicionales.

Otras medidas

Moreno eliminó el anticipo del Impuesto a la Renta y anunció otras medidas y reformas económicas al sector público y privado.

  • Eliminación o reducción de aranceles para equipo, maquinaria y materia primatanto agrícola como industrial. “Le damos una mano a nuestros productores para que sean más competitivos y que podamos exportar más”, aseguró.
  • Eliminación de aranceles a la importación de teléfonos celulares, tabletas y computadoras.
  • Reducción y simplificación del Impuesto a la Rentaal sector bananero.
  • Devolución de tributos a los exportadores para “dinamizar la economía”.
  • Reducción a la mitad del Impuesto de Salida de Divisas (ISD) para materias primas, insumos y bienes de capital.
  • Ampliación del programa “Casa para todos”, con créditos hipotecarios por 1.000 millones de dólaresa una tasa del 4,99 %.

Precarización laboral

El mandatario ecuatoriano anunció una serie de medidas que modificarán los contratos y prestaciones de los funcionarios públicos.

  • Los contratos ocasionales se renovarán con un 20% menos de recuperación.
  • Los funcionarios públicos pasarán de tener 30 días de vacaciones a 15, como el sector privado.
  • Trabajadores de empresas públicasaportarán mensualmente, como mínimo, un día de su salario.

Moreno pidió a la Asamblea Nacional aprobar una Ley de Extinción de Dominio, para “recuperar la riqueza que nos robaron a todos los ecuatorianos”.

Acuerdo con el FMI

Esta semana, vencía el plazo para presentar las reformas en materia económica ante el Parlamento, como parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para que puedan ser incluidas en la estructuración del presupuesto del 2020.

Tras alcanzar un acuerdo por más de 4.000 millones de dólares, que entró en vigencia este año y del cual ya se han hecho desembolsos, el Gobierno se comprometió con el FMI a enviar leyes a la AN para fomentar más empleo, por lo que adelanta la reforma laboral, aumentar la recaudación tributaria en 1,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) y mejorar la situación monetaria y financiera.

Ajuste desde el año pasado

Estas medidas se suman a otras que ya ha venido aplicado el Gobierno en distintas materias, en especial en la reducción del Estado.

El año pasado se eliminaron 20 instituciones como ministerios, secretarías, institutos y agencias dependientes. En marzo pasado, el ministro del Trabajo, Andrés Madero, informó, en una comparecencia en la Asamblea Nacional, que desde diciembre de 2018 hasta febrero de 2019 se habían despedido a 11.820 trabajadores del sector público.

Como parte de este ajuste económico, también se ha hecho:

  • Quita de los subsidios a los combustibles; por lo que hubo un aumento en el precio al consumidor.
  • La “delegación, fusión y optimización” de las empresas públicas como la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), la aerolínea Tame y Correos del Ecuador.
  • Recorte de recursos para educación, salud y cultura, entre otras áreas, en la Proforma Presupuestaria del Estado para 2019, aduciendo la falta de recursos.

“Con el ‘Paquetazo’ el Gobierno de Moreno asestó un duro golpe a la economía de los pobres y de los pequeños productores. Al violar los derechos laborales de trabajadores y empleados públicos, no solo viola la Constitución, sino que genera más desempleo y precariedad”, opinó en su cuenta de Twitter, la prefecta de la provincia de Pichincha, Paola Pabón.

Amplios sectores sociales y políticos anunciaron acciones de protesta en los próximos días contra las medidas de carácter neoliberal adoptadas por el gobierno de Moreno, que enfrenta un alto nivel de impopularidad.