Encuentro Latinoamericano Progresista en Ecuador denuncia alcances del nuevo Plan Cóndor orquestado por la derecha internacional

567

Por Fernando Arellano Ortiz, enviado especial
Quito

La reedición de un nuevo Plan Cóndor por parte de la derecha internacional y la necesidad de eliminar los paraísos fiscales, centran los debates que entre este 28 y el 30 de septiembre se realizan en el marco del Tercer Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP) 2016 que congrega a doscientos delegados de organizaciones políticas progresistas y de izquierda de 23 países de América Latina y del Caribe.

En efecto, cientos de militantes de izquierda se congregaron este miércoles 28 de septiembre en horas de la mañana en el  Teatro 24 de Mayo de Quito para participar en la inauguración de este evento internacional que en esta oportunidad realizará un ejercicio de análisis y reflexión sobre la arremetida de la derecha para obstaculizar el proceso de cambio que vive la región a través de la gestación de un nuevo ‘Plan Cóndor’.

La instalación de este encuentro de los sectores de izquierda a nivel continental estuvo a cargo del presidente ecuatoriano Rafael Correa; los directivos del movimiento oficialista Alianza País, Doris Soli y Fander Falconí, así como del secretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper Pizano.

En su conferencia magistral, el jefe de Estado ecuatoriano recordó cómo los gobiernos entreguistas de la derecha en la región fueron sustituidos paulatinamente por líderes progresistas que han invertido en el buen vivir de las grandes mayorías. Sin embargo, la derecha ha tratado de revertir todo este proceso mediante intentos desestabilizadores contra la democracia. Citó el caso del golpe de Estado fallido en 2012 en contra del mandatario venezolano Hugo Chávez, el cual no pudo llegar a concretarse gracias al apoyo contundente de su pueblo.

Este tipo de acciones, dijo Correa, se han consolidado con la ayuda de los medios de comunicación mediante calculadas estrategias de manipulación, esto sumado a un entorno económico adverso desde la segunda mitad de 2014.

Advirtió que esta  arremetida ya  no es solo  un intento de restauración conservadora sino de la ejecución de un nuevo Plan Cóndor, cuyo objetivo son los gobiernos progresistas, como viene ocurriendo con el boicot económico a Venezuela, la judicialización de la política en los casos de Dilma Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil;  y la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

En Ecuador, la manipulación mediática pretendió desde la Cámara de Comercio de Quito causar pánico económico en 2015  al tratar de posicionar un supuesto  feriado bancario.

Últimamente, sectores retardatarios de las Fuerzas Armadas han buscado atentar contra la supremacía del poder civil.  “Quieren regresar con sed de venganza pero aquí nos encontrarán más firmes que nunca”, expresó el presidente Correa al denunciar los intentos desestabilizadores de la oposición de la derecha y algunos sectores que se hacen llamar de izquierda pero que le hacen el juego al neoliberalismo.

A pesar de la arremetida, la estabilidad económica ha primado en la región. Correa citó el caso de Bolivia que en la actualidad tienen uno de los mejores indicadores macroeconómicos de todo el planeta. Asimismo, en Brasil 37.5 millones de personas dejaron de ser pobres.

En el caso de Ecuador enfatizó que a pesar de no tener una moneda nacional sumado a una difícil coyuntura económica, se han proyectado políticas públicas en favor de los sectores más vulnerables. Dijo que gracias al ahorro se ha triplicado la inversión pública. “No hay mejor ahorro que una buena inversión”, precisó. Citó el promedio de crecimiento de Ecuador que se ubica en el 3.9%, comparado al de  América Latina que se sitúa en  2.9%.

¿En qué consiste el nuevo Plan Cóndor?

La reedición del Plan Cóndor busca la coordinación de los dirigentes de derecha en América Latina para aislar del contexto regional a las naciones con gobiernos progresistas.

Este malhadado plan está sustentado en el revanchismo político de la derecha al destruir y desprestigiar los avances sociales alcanzados por los gobiernos de corte progresista. Esto se evidencia con la llegada en diciembre de 2015 del gobierno neoliberal de Mauricio Macri en Argentina, cuyas primeras medidas fueron despidos masivos, censura de medios de comunicación, privatizaciones y ataques contra países que no comulgan con sus políticas, como Venezuela.

La estrategia injerencista e intervencionista de EE.UU. en Latinoamérica, en las décadas de 1970 y 1980, se basaba en los golpes militares para derrocar gobiernos y conformar regímenes y dictaduras pro estadounidenses; un ejemplo de estas acciones fueron los derrocamientos de los gobiernos de Salvador Allende en Chile (1973); Isabel Perón en Argentina (1973); el golpe de Juan María Bordaberry en Uruguay (1973).

«No podemos permitir que gobiernos de derecha atenten contra lo logrado en la región»: José Mujica

El expresidente uruguayo y actual senador José “Pepe” Mujica, fue uno de los principales conferencistas al inicio de la tercera versión del ELAP. Desde Guayaquil  ofreció una charla en la que señaló en forma enfática que «no podemos permitir que los gobiernos de derecha atenten contra lo logrado en la región».

«Pertenecemos al continente más rico y más injusto. La economía crece rápido, pero la concentración de la riqueza crece el doble a nivel mundial», se quejó.

El exmandatario también aseveró que «debemos enfrentar el fantasma del egoísmo porque la riqueza no puede ser para pocos». Y pidió a la juventud seguir construyendo una sociedad con principios de solidaridad, sin permitir que les roben la libertad y sin ofender a otros.

Conferencia de Rafael Correa

La charla magistral del primer mandatario ecuatoriano al inaugurar la tercera versión del ELAP en el siguiente video: