Falleció Patricio Echegaray, dirigente histórico del Partido Comunista argentino

1017

Resumen Latinoamericano

Aquejado de una enfermedad que supo enfrentar con gran entereza, falleció el pasado miércoles 9 de agosto, Patricio Echegaray, dirigente histórico del Partido Comunista de Argentina.

Primero a cargo de la Federación Juvenil Comunista y luego como Secretario general del Partido, Echegaray fue protagonista de las diferentes luchas que dio la izquierda argentina durante las últimas décadas.

Su biografía señala que nació en la provincia de San Juan, el 17 de octubre de 1946, un año después que el pueblo peronista librara una de las más grandes patriadas de la historia contemporánea.

Desde 1959 a 1963 fue dirigente del Centro de Estudiantes Secundarios de San Juan.

En 1964 se afilia a la Federación Juvenil Comunista de la Argentina, teniendo actividad en las distintas tareas encomendadas, destacándose su actividad en la coordinadora de Juventudes Políticas en la década de 1970.

De 1970 a 1972, fue dirigente sindical de obreros y empleados del Estado (Ministerio de Educación Nacional), integrando la Dirección de la Confederación General del Trabajo (CGT) de los Argentinos en dicha provincia. Por esas actividades fue detenido a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

En 1980 fue designado Secretario General de la Juvetud Comunista. Fue director de la prensa partidaria y autor de reportajes trascendentes como el realizado al Comandante Manuel Marulanda de las FARC, en Colombia.

 

En 1989 fue designado Secretario General del Partido Comunista, cargo que ejerció hasta hace muy poco, cuando la enfermedad lo obligó a relegarse, aunque siempre estuvo atento a las distintas actividades partidarias y de la lucha emprendida por organizaciones populares afines.

Pasó por cárceles y persecuciones durante las distintas dictaduras en Argentina y fue dos veces juzgado y condenado por la Ley anticomunista.

Fue elegido Legislador por la ciudad de Buenos Aires en el año 2000, junto a Patricia Walsh, a través de la coalición Izquierda Unida.

Fue también uno de los principales referentes en la Argentina del Foro de San Pablo, que agrupa a las fuerzas de izquierda de América Latina. Y ha sido intensa su actividad internacionalista vinculada al proceso latinoamericano, en particular en los procesos de Colombia, Bolivia, El Salvador, Venezuela y Cuba. Como descendiente de vascos, mantuvo siempre una amplia solidaridad con la lucha independentista en Euskal Herria.

Quienes le conocieron en actividades multisectoriales y de solidaridad, tanto en lo que hace a la política nacional como a las luchas del Tercer Mundo, dan testimonio de que Echegaray fue un militante entregado con alma y vida a reivindicar el sueño de una patria sin explotadores ni explotados. Las diferencias, lógicas, que pudieron surgir por tener distintas miradas sobre tal o cual tema, nunca alcanzaron a oscurecer los lazos fraternales que se fueron tejiendo a lo largo de años de lucha y sacrificio.