Ministra Clara López y senador Álvaro Uribe en debate sobre reforma a jornada nocturna laboral

724

El Nuevo Siglo

En la Comisión Séptima del Senado se dará un debate que, sin duda, llamará la atención de propios y extraños. Como se sabe, la semana pasada la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley que reforma el horario de la jornada nocturna laboral, que hoy comienza a contabilizarse desde las 10 de la noche hasta las 6 de la mañana. La iniciativa en trámite amplía esa jornada, que comenzaría ahora a las ocho de la noche, es decir que el recargo se pagaría por dos horas más. En la Comisión Séptima de Senado tiene asiento nada menos que el senador y expresidente Álvaro Uribe, bajo cuyo gobierno se reformó, precisamente, el horario nocturno, que antes iba desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana.

Las movidas detrás del proyecto

El uribismo piensa que el gobierno Santos está apoyando este nuevo proyecto de ley, que beneficia a los trabajadores de menores ingresos o que trabajan bajo la modalidad de “turnos”, como una estrategia para disminuir el impacto de la reforma tributaria estructural que están discutiendo ya, en conjunto,  las comisiones económicas. ¿Cómo reaccionará Uribe? Según conoció El Nuevo Siglo, el líder del Centro Democrático se tomará su tiempo para justificar por qué durante su gobierno se recortó la jornada laboral nocturna así como el pago de recargos dominicales y festivos, y luego acusará al gobierno de Santos de haberse demorado en reversar la medida (tal como lo establecía la ley 789 de 2002) cuando el desempleo se puso por debajo de un dígito hace varios años. Es seguro, entones, que Uribe no va a dejar que le echen el agua sucia por el recorte de este beneficio laboral que ahora se restablece parcialmente.

El Polo con criterios encontrados

Pero no será el único pulso político que se dará alrededor de este proyecto de ampliación de la jornada nocturna. Se sabe que hay división en algunos sectores del Polo, ya que mientras la ministra de Trabajo, Clara López, defiende el proyecto que ya pasó dos de los cuatro debates que necesita para convertirse en ley, algunos parlamentarios y dirigentes de su partido consideran que debería presionarse para que la jornada laboral nocturna vuelva a tener 12 horas y no diez, como lo plantea la iniciativa que está en trámite. Igualmente se considera en algunos sectores del Polo que urge también exigir que se reversen también los recortes que se le hicieron al pago de los recargos dominicales y festivos. Es claro que este tema tiene como telón de fondo el pulso en el Polo por la tempranera puja de precandidatos.