¡Patricio Mery Bell y su libertad esposada!

1169
Marisol Bowen

Por Marisol Bowen

Patricio Mery Bell es un periodista de origen chileno especializado en Alta Gerencia Pública, consultor Político Internacional, autor de tres libros de investigación periodística y director del Periódico Panorama News.

Es necesario avanzar en estas letras indicando algo ineludible, ¡Patricio nos pertenece! Porque no es solamente nuestro quien en nuestra Patria nace, ¡sino quien por nuestra Patria lucha!

Hoy Patricio Mery Bell se encuentra arrestado en su país, siendo necesario explicar las razones que lo llevaron hasta ahí, así como las razones por las que se vio obligado a salir de Ecuador. Porque quien no conoce las luchas ajenas que finalmente también son nuestras, ¡no se atreve a luchar!

Su lucha empieza desde su propio corazón, ¡a la izquierda!

El juicio que lo ha llevado al suplicio que hoy vive en su país, obedece a un reportaje periodístico sobre el general González Jure, un Carabinero nombrado por el entonces presidente de Chile Sebastián Piñera; donde el periodista expuso públicamente el asesinato de un niño de 14 años, presuntamente cometido por el mencionado general.

Los carabineros de Chile, es una institución policial técnica de carácter militar.

Lejos de investigarse hasta las últimas consecuencias este hecho criminal, Mery Bell, que había debelado este crimen bajo una investigación periodística profesional, fue acusado por injurias en contra del presunto asesino; por lo que fue llamado juicio mientras se encontraba en Ecuador, sin que pudiera viajar a su país por razones de salud. Es así que envió los certificados médicos que finalmente, en una demostración de racimos brutal, fueron rechazados por ser ecuatorianos. Lo que motivó que en su ausencia y sin defensa, le emitan una orden de detención y prisión preventiva hasta que se ejecute el juicio en su contra.

Mery Bell decide viajar sabiendo lo que le esperaba en Chile, donde fue detenido por un día y mantenido 9 horas esposado. En la audiencia se cambió la prisión preventiva por arresto domiciliario nocturno y la prohibición de salir de su país. Siendo los mismos carabineros quienes, haciendo de juez y parte, desde entonces lo torturan con varias visitas en las noches hasta las 6 de la mañana para «verificar» su presencia. Lo que continuará hasta el 31 de octubre que se llevará a cabo su juicio, donde presentará una vez más todas las pruebas para demostrar el crimen. Pero por llevar su causa la figura de “Injuria” lo podrán declarar culpable más no lo enviarían a la cárcel, porque ese delito es considerado en Chile un delito menor. Sin embargo, se habrá cuestionado la voz y la investigación de un periodista Chileno, lejos de esclarecerse el crimen que dicho periodista denunció.

En una entrevista que le realicé a Patricio Mery Bell, vía telefónica, me supo indicar al respecto: “En mi trabajo periodístico yo no tengo ánimo de injuriar a nadie sino de decir la verdad”

La vulneración de derechos ha llevado a Chile a los tribunales internacionales y ser sancionado por no cumplir los tratados internacionales, como en el casos de la jueza Karen Atala a quien la Corte Suprema de Chile le quitó sus 3 hijas por ser homosexual. Así como la violación a los derechos de los Pueblos originarios de Chile. Lo mismo que hacen hoy con dicho periodista, vulnerar sus derechos que están bajo el amparo internacional de su profesión.

Lo más cumbre de todo esto, es que Chile, siendo el país que vergonzosamente se destaca por los atropellos a los Derechos Humanos, a través de su gobierno cuestiona a países que ni remotamente se le asemejan, como Ecuador o Venezuela, donde los periodistas y los políticos de oposición dicen cuanto se les ocurre con un pelotón de micrófonos y cámaras de los medios de comunicación en frente; sin que haya un solo periodista preso por decir mentiras, peor verdades.

¿Pero que le debe Ecuador a la pluma del periodista Patricio Mery Bell?

Dicho periodista expuso varias denuncias en base a investigaciones periodísticas donde evidenciaba los planes de la CIA y la DEA de los Estados Unidos para destruir a los Gobiernos Progresistas de la región; entre ellos Ecuador, que en el Gobierno de Rafael Correa se enfrentó al imperio sin temor ni favor, expulsando la Base de Manta, una base militar Estadounidense que violaba nuestra soberanía al estar ubicada en territorio ecuatoriano; así como prescindió de los Estados Unidos, iniciando en su lugar negociaciones con China y los países hermanos de Latinoamérica; fortaleciendo la coyuntura en la región. Algo imperdonable para los Estados Unidos, llamado el Imperio en el idioma revolucionario, no precisamente por ser una potencia mundial – porque Rusia hace rato le dejó el polvo -, sino por la fuerza criminal que ejerce en los países vulnerables a los que cataloga de “Amenaza” para luego bombardearlos, invadirlos y saquearlos.

Es lo que Estados Unidos ha pretendido y pretende hacer con la hermana Venezuela por ser un país petrolero, justamente la miel que alborota ¡a esas abejas asesinas!

Correa cometió otro pecado para el imperio chantajista y opresor, realizó un trabajo estructurado de Patria Grande con el entones presidente de Venezuela, el Comandante Chávez. El detonante para ponerse en la mira de los autodenominados “jefes del mundo” que atacan a quienes se les revelan usando a la CIA y sus planes desestabilizadores. Lo que el periodista Mery Bell le advirtió a Rafael Correa, incluso, bajo una investigación periodística, advirtió sobre los planes que tenía la CIA y la DEA para asesinarlo.

Una denuncia que fuera sustentada luego en la investigación realizada por la cadena internacional Telesur.

En la mencionada entrevista que le realicé a Patricio Mery, también me indicó: “Armar este tipo de investigaciones es romper una telaraña tejida por los enemigos, por eso provocó tanta rabia en los enemigos de Correa que trataron de desacreditarme porque al desacreditar al mensajero desacreditan el mensaje”

Es así que logró poner en alerta a nuestro entonces Presidente Rafael Correa para precautelar su vida. Razones de sobra para que los enemigos de la Patria y la revolución, lo pusieran en la mira de la persecución. Lo que posteriormente Mery Bell empezó a vivir con amenazas de todo tipo, incluso de muerte. Porque además se había convertido en una voz capas de sintetizar el pensamiento revolucionario, lo que lo llevó a ser un objetivo de los políticos de la ultraderecha ecuatoriana.

Patricio Mery Bell vivió en carne propia los efectos directos de la Dictadura de Pinochet y los gobiernos nefastos de la derecha. Varios miembros de su familia fueron exiliados, torturados y prisioneros políticos; lo que encamino su lucha por las libertades, la democracia y la batalla contra la derecha que ha salpicado de sangre fratricida a nuestros países hermanos.

Siendo su batalla censurada en su país y en los países cuyas libertades han sido secuestradas por los gobiernos de derecha, cuyos medios de comunicación mercantilistas invisibilizan luchas como esa. El riesgo que hoy corre Ecuador con los medios públicos en manos de los periodistas independientes y enemigos de la revolución, quienes piden a gritos eliminar la Ley de Comunicación que los regula.

¿Le debemos a Patricio Mery Bell la vida del eterno Presidente Rafael Correa?, la respuesta es ese secreto a voces que se ha develado tarde y con la muerte de nuestros líderes revolucionarios, como en el caso de Chávez; quien públicamente dijo que Estados Unidos le inoculó el cáncer que lo terminó matando, también tenemos el caso de Jaime Roldós, el presidente ecuatoriano que fue victima del Plan Cóndor orquestado por esa misma CIA. Todas respuestas claras ¡de una verdad que en silencio grita!

En el caso de Correa, considerado un líder en Latinoamericano, ¡no lo lograron! Vivió para luchar por Ecuador como nadie, quien culminó su mandato invicto ¡y salió por la puerta grande! Pero la advertencia de aquel amigo periodista sin duda fue determinante, aunque el riesgo siempre será un pulso latiendo, porque un líder como Correa ¡siempre será un objetivo para el ojo criminal del imperio!

Finalmente este reconocido periodista bien identificado con la justicia, las luchas sociales y los gobiernos Revolucionarios Progresistas, prefirió menguar y salir de Ecuador, porque todo podría apuntar a ser deportado como lo anunció públicamente; convirtiendo su lucha en “Injerencia política”, para luego ser usado de bandera y enarbolado de forma infame por los enemigos que hoy han vuelto a ostenta ¡el efímero poder!

En la lid de las libertades hay mil maneras de luchar, pero en mitad de todas las batallas, hay algo que los revolucionarios con convicción jamás permitiremos, que nuestra humanidad viva o muerta ¡sea usada de bandera por el enemigo!

Y Patricio Mery Bell ¡No lo fue!

@Marisol_Bowen