Rafael Correa: “Jamás dudé que el progresismo latinoamericano volvería, pero no imaginé el costo y el daño que nos hace el neoliberalismo”

63

FUTURO IMPERFECTO /

El expresidente de Ecuador en diálogo con un espacio radial argentino admitió que podría participar en la próxima contienda electoral de su país y analizó causas y consecuencias del “Lawfare”: “Desde Estados Unidos se infiltró nuestro sistema judicial para robar la democracia”, denunció.

“Sin dudas Alberto Fernández es una gran esperanza para Argentina y la región, y más con Cristina (Fernández de Kirchner) como vicepresidente. Es importante que vuelva la política de bien común, de la soberanía y no del gran mercado”, sostuvo el exmandatario.

En diálogo con el espacio Futuro Imperfecto -que se emite por Cítrica Radio y Somos Radio de Buenos Aires-, Rafael Correa Delgado se mostró confiado en la reconstrucción de un proceso progresista en la región: “Jamás dudé que el progresismo volvería, pero no imaginé el costo y el daño que nos hace el neoliberalismo. Hemos perdido dos siglos para el desarrollo. No sólo volvió el FMI sino que volvió el pasado. ¿Quién iba a pensar que iba a volver el entreguismo? Hay que volver a luchar no por el simplismo del antiimperialismo, que deviene un lugar común, y no sólo por soberanía: hay que exponer que las políticas del FMI nunca funcionaron, ni siguen nuestros intereses ni son eficientes. Basta mirar el incremento de la pobreza en Argentina”, advirtió el expresidente.

Correa se refirió asimismo a la “guerra judicial” que vincula a las derechas latinoamericanas con Estados Unidos. “Desde Estados Unidos se infiltró nuestro sistema judicial para robar la democracia” afirmó, y agregó: “Esta estrategia regional de guerra judicial o “lawfare” para hundir políticos a los que no les pueden ganar en las urnas se basa en dos pilares: los medios y la cooptación de la justicia. Detrás están la CIA y la embajada, lo vienen trabajando desde hace años. Cristina no está presa porque es senadora, pero sí lo han logrado con Lula”. En este sentido, señaló que “la cuestión regional se define en si un país es servil y obsecuente con Estados Unidos, o no. Y el pecado del régimen venezolano es haber sido soberano”.

En relación al gobierno pérfido de Lenin Moreno sostuvo: “Yo decidí no presentarme a una reelección, entregué el mandato en 2017 con 70% de popularidad y ni siquiera tenía una infracción de tránsito. Hubo una ruptura con el traidor que es el presidente. Lo que ha hecho Lenin Moreno en mi país es tremendo, no solo conmigo y con Ecuador sino con la región. Por ejemplo, hablan mucho de combatir la corrupción pero no ponen en funcionamiento la ley que prohíbe la operación con paraísos fiscales de funcionarios públicos. Moreno también tomó una medida inconstitucional al retirar el asilo a Julian Assange”.

Por otro lado, sobre la posibilidad de volver a la política en su país, señaló: “No sé si me van a dejar presentarme a las elecciones. De vicepresidente para abajo puedo participar, no tienen ningún motivo para inhabilitarme pero lo van a intentar”.

La entrevista completa ingresando al siguiente link:

https://bit.ly/2nozF4D