Violando normativa estatutaria, Robledo aspira a que Comité Ejecutivo Nacional del Polo, lo proclame candidato presidencial

792

“Del afán no queda sino el cansancio”, dice el adagio popular y en política acelerar los hechos, por lo general, resulta fatal desde el punto de vista táctico y estratégico. Y en ello está cayendo el senador Jorge Enrique Robledo y su tendencia el Moir, que al interior del Polo Democrático Alternativo, a través de la artimaña y la trapisonda vienen prefabricando “hechos” políticos para apurar a como dé lugar, la proclamación de su candidatura presidencial.

Tácticamente para lograrlo, Robledo y sus corifeos buscan por todos los medios sacar de la competencia por la candidatura presidencial del Polo a la ministra del Trabajo, Clara López Obregón, quien no solo tiene un liderazgo probado en el escenario político nacional sino que, además, ostenta las mayorías al interior del Polo, como lo demostró con el amplio respaldo obtenido en las elecciones de delegados al IV Congreso Nacional de la colectividad amarilla. Y, adicionalmente, en 2014, en la primera vuelta de las elecciones presidenciales obtuvo alrededor de 2 millones de votos, cifra histórica en la izquierda colombiana, si se tiene en cuenta que el Polo ya venía afectado en su imagen y estructura como consecuencia del escándalo del exalcalde Moreno Rojas y la desbandada de varios de sus líderes emblemáticos como el caso de Gustavo Petro y de otras tendencias.

Para invalidar una posible aspiración presidencial de la actual Ministra del Trabajo, el Moir ha venido lanzado en su contra y en forma sistemática por todos los medios, especialmente por las redes sociales, una campaña de desprestigio para afectar su imagen, por un lado, y en el plano partidista, logró con la complicidad del presidente del partido, el concejal de Bogotá, Álvaro Argote Muñoz, ficha política del excongresista Jaime Dussán, hoy aliado de Robledo, que las inscripciones de aspirantes a ser el candidato presidencial del Polo vayan hasta el martes 31 de enero. Todo apuntando a propinarle un jaque mate a la ministra López Obregón.

Mayorías artificiales

La estratagema de Robledo y del Moir está dirigida a precipitar la proclamación de su candidatura presidencial porque, según coincide la mayoría de dirigentes del Polo, les da “susto” que Clara López renuncie al Ministerio del Trabajo, asuma el reto de entrar en la competencia y termine derrotándolos.

El Moir a base de triquiñuelas logró prefabricar unas mayorías artificiales al interior del Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático, cooptando con halagos a algunos miembros de esta directiva y es así que ahora no solo se apoderó del aparato del partido, del manejo antidemocrático de su página web, sino que además cuenta con presidente y secretario de la colectividad, que hacen lo que manda Robledo.

El ambiente partidista del Polo en la actual coyuntura es de ruptura y de malestar por las actitudes dictatoriales que se ha asumido en el manejo del partido. Si bien es cierto que Robledo logró obtener una mayoría precaria en el Comité Ejecutivo Nacional, los sectores que lideran López Obregón y el senador Iván Cepeda, nucleados en la convergencia interna denominada Polo Paz, es preponderante al interior de la colectividad amarilla. Y es evidente que el Moir sabe de sus debilidades electorales al momento de enfrentarlos en las urnas o en un congreso del partido.

Contra convocatoria del V Congreso y proclamación de Robledo por Comité Ejecutivo

Con estos antecedentes, se comprende el porqué Robledo y sus aliados vienen dilatando la convocatoria del V Congreso Nacional del Polo Democrático que legal y estatutariamente esta máxima instancia directiva del partido debe convocarse cada dos años. En esta oportunidad a más tardar tendría que llevarse a cabo en el mes de mayo para trazar la estrategia electoral con miras a los comicios parlamentarios y presidenciales de 2018.

El Congreso Nacional de la colectividad es el escenario donde se determina el procedimiento para la escogencia del candidato presidencial: si se hace internamente, por consenso, o se convoca una elección popular abierta entre los aspirantes inscritos. El Moir quiere evitar, violando los estatutos, este escenario, porque tiene temor de enfrentarse en las urnas a una líder fuerte como Clara López Obregón, expresó el dirigente vallecaucano, Alejandro Ocampo, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Polo.

Ante ese temor y la posibilidad cierta de que la actual Ministra del Trabajo vuelva a retomar el liderazgo y la conducción del Polo, Robledo y el Moir se han ideado una “salida” inédita, a todas luces antiestatutaria, consistente en no convocar el V Congreso Nacional del partido sino que sea el Comité Ejecutivo Nacional el que terminé proclamando el candidato presidencial.

Es decir, el Moir aspira a que con una precaria mayoría de 18 miembros (de 30 que integran esa instancia directiva), Robledo salga escogido como el candidato oficial del Polo Democrático. Ello, por supuesto, le restaría toda legitimidad a esa aspiración presidencial y propinaría una muerte de tercera a la colectividad.

Ante tamaño ardid, los dirigentes de las tendencias Polo Social de López Obregón y Vamos por los Derechos del senador Cepeda, que vienen actuando de consuno a través de Polo Paz, anunciaron que se proponen adelantar las acciones administrativas correspondientes ante el Consejo Nacional Electoral para que se obligue a las directivas del Polo Democrático a convocar el V Congreso Nacional y de esta manera dirimir democráticamente las diferencias y trazar la estrategia electoral para 2018, frenando en seco los afanes del Moir y su precandidato presidencial, cuyo jefe de debate es el excongresista Jaime Dussán.